Lunes, 28 de septiembre de 2020 – IgnisDIARY

Este lunes fue un día normal. Como muchos de ustedes, no tengo especial simpatía por este día ya que es el comienzo de otra semana muy cansada e interminable. El verano ha terminado y me encuentro con la clásica melancolía otoñal. Como nací en este período, no debería darme este tipo de sentimiento, pero cuanto más se va el verano, más me encuentro pensando que tengo un largo año de incertidumbres por delante y que no podría ni siquiera tomarme un día libre para aliviar la tensión.

Es como si no me sintiera preparado, como si no estuviera listo para afrontar un nuevo año. No sé cómo describirlo mejor. Sólo puedo esperar que esta historia de la pandemia pase rápidamente y que todo vuelva a la normalidad, o casi tan pronto como sea posible. No he dormido mucho, quizás también por el dolor que se ha vuelto mucho peor hoy, desde hace meses y estoy cada vez más convencido de que no pasará tan fácilmente.

Una nota positiva es que el fregadero que arreglé ayer no ha explotado todavía, y esto me hace esperar que no haya ningún desbordamiento de molestias en un futuro próximo. De todos modos, por si acaso, le saqué el chaleco salvavidas a mi Jack Russell Terrier. Lo leíste bien, cuando me fui de vacaciones, ya que mi perro tiene la costumbre de ir muy lejos, decidí comprarle un bonito chaleco salvavidas para que pueda flotar en caso de que se canse ya que tiene las piernas muy cortas.

Como prefiere el babero, no fue difícil acostumbrarla. De todos modos, esta es una foto del año pasado, creo que veremos el mar con prismáticos durante algún tiempo, tanto tú como yo. Por suerte, vivo en una zona montañosa y no te perderás los largos paseos, si el tiempo lo permite.

Hablando del clima, ¿has notado cómo han bajado las temperaturas? No creo que sea algo bueno para la situación actual, porque no creo que el frío favorezca ciertos mecanismos de defensa de nuestro organismo. Esperemos que así sea. Dale a todos un abrazo si puedo.


Deja un comentario