Gato Balinés

El gato balinés es una raza felina creada por el hombre. Es muy similar a la siamesa, con la diferencia de que tiene el pelo semilargo. De hecho, en las camadas de gatos siameses nacía de vez en cuando un ejemplar de pelo semilargo, pero no se consideraba que no estuviera en el estándar de la raza siamesa. Sólo en 1950 algunos criadores se dieron cuenta de este gato de pelo semilargo y decidieron crear una raza separada. Al principio se le llamó siamés de pelo largo, pero luego en los Estados Unidos se le clasificó en la categoría de los gatos siameses y orientales. El nombre Balinés es americano y proviene de la asociación entre los movimientos sinuosos del gato muy similar al de las bailarinas de Bali.

Otra diferencia con los primos siameses es que son mucho más largos, tienen un pelaje sedoso y una cola muy gruesa con pelo muy largo.

Carácter del gato balinés

El carácter del gato balinés es muy similar al del siamés. Son curiosos, sociables, inteligentes y tienen una excelente capacidad comunicativa que se traduce a menudo en un uso frecuente de su fuerte voz, con la que responden a las llamadas e intentan hacerse entender.

Esta raza está considerada como una de las más inteligentes del mundo, si no la más inteligente de todas. Se les puede enseñar una variedad de trucos y juegos, aprenderán muy rápido a recuperar, si quieres puedes enseñarles a saltar en círculos y pararse en sus patas traseras para reclamar un premio. Muy cariñosos con todos los miembros de la familia, tienen, sin embargo, una marcada predilección por uno en particular con el que establecen una relación muy estrecha y no pueden soportar estar alejados de él durante mucho tiempo. Si se sienten descuidados o dejados solos durante mucho tiempo, saben cómo expresar su decepción y no es raro que se desahoguen con los objetos de la casa.

No es un gato adecuado para los ancianos, para los que es un poco demasiado juguetón y es muy activo, no pasa mucho tiempo holgazaneando o durmiendo la siesta, sino que es adecuado para una familia joven, especialmente con niños con los que se llevará muy bien. No es en absoluto agresivo y es muy paciente. A él le gusta especialmente jugar, así que es bueno proporcionarle estímulos y pasar tiempo con él. Aunque se adapta muy bien a la vida en el interior, siendo muy activo, necesitaría un jardín seguro para correr y trepar. Es un cazador nato, por lo que tiende a traer a su dueño pequeños regalos de fuera que no siempre son muy bienvenidos.

Se adapta bien a vivir con los gatos, especialmente si son de su raza, para los demás es necesario un cierto período de adaptación, pero generalmente la convivencia es pacífica. También con los perros, si se presenta adecuadamente, se lleva bien. Lo importante es que tiene su propio lugar donde retirarse cuando quiere estar solo y en paz. No tiene grandes problemas con los extraños, siendo un gato muy cordial. Si se siente así, no tendrá ningún problema en ir a su encuentro. Es suficiente con no obligarlo.

Aparición del gato balinés

Esta raza tiene una complexión atlética y larga, y en esto es muy similar a la siamesa, pero a diferencia de ella, el balinés tiene un porte mucho más fino y orgulloso. Tiene una estructura ósea bastante fina que le da una elegancia natural. Es un gato de tamaño medio, el macho puede llegar a un máximo de 5 kilogramos. Tiene piernas largas y delgadas y patas diminutas.

La cabeza tiene una forma triangular, las orejas son grandes, puntiagudas, anchas en la base y alineadas con los contornos de la cabeza. Los ojos tienen forma de almendra y son de un intenso color azul.

Se admiten varias tonalidades para el color, lo importante es que el color sea uniforme y se vaya degradando, poco a poco, desde las tonalidades más oscuras del hocico y las patas, hasta las más claras de la espalda. El manto es largo y sedoso, en el cuello, los hombros y la cola se distribuye la mayor parte del pelaje grueso, no tiene subpelo lanoso. La cola es gruesa y larga.

La salud y el cuidado del gato balinés

Por lo que respecta a los cuidados, este gato necesita ser cepillado al menos dos o tres veces por semana, ya que el pelo largo puede tender a enredarse. En el período de muda, más a menudo. Casi no pierde el pelo, ya que no tiene subpelo. Le encanta el agua, por lo tanto le gusta bañarse de vez en cuando.

En cuanto a la alimentación, es un gato muy activo, por lo tanto siempre tiene hambre, es bueno controlar la cantidad de alimento que se le da ya que tiende a comer más de lo que necesita.

Tiene una larga esperanza de vida, que va de 15 a 20 años. En lo que respecta a la salud, los balineses tienen los problemas habituales de los siameses, y sobre todo a una edad temprana es posible que desarrollen infecciones respiratorias. Además, el balinés tiene un mayor riesgo de miocardiopatía hipertrófica que muchas otras razas.


Deja un comentario