Star Trek – La serie clásica. La primera gran serie de televisión de ciencia ficción

Para los aficionados a la ciencia ficción y a las series de televisión, me gustaría empezar una colección de las principales series de televisión de este género a lo largo de los años. Siendo yo mismo un fanático de este género, tengo mis propias preferencias, por supuesto, y espero no ser influenciado por eso, porque cada serie de éxito, y hay muchas de ellas, tiene algo único en ellas que ha impresionado a las audiencias de diferentes maneras. Star Trek, la serie clásica, creo que es la primera gran serie de televisión de ciencia ficción, y viendo hoy en día episodios que se remontan a más de 50 años, ciertamente los efectos especiales no son lo que estamos acostumbrados a ver las series de televisión hoy en día, pero ciertamente han sido pioneros y han sido capaces de influir no sólo en la audiencia sino también en la investigación científica, con objetos tecnológicos que se han convertido en algo común hoy en día como los teléfonos móviles, los transbordadores espaciales y los satélites.

Hermosa la frase inicial de cada episodio: «Espacio, última frontera. He aquí los viajes de la nave espacial Enterprise durante su misión de cinco años, dirigida a la exploración de extraños nuevos mundos, en busca de otras formas de vida y nuevas civilizaciones, para llegar a donde ningún hombre ha llegado antes».

La serie ha sido definida por su creador Gene Roddemberry, una caravana a las estrellas, está ambientada en el siglo XXIII y narra las aventuras espaciales de la nave espacial Enterprise y su tripulación en un hipotético futuro en el que los habitantes de la Tierra se reunieron en el Gobierno Mundial de la Tierra Unida y entraron en contacto con otras formas de vida sensibles, llegando a formar con ellas el nacimiento de la Federación Unida de Planetas. En esta serie, como en todas las pertenecientes a la saga de Star Trek, los humanos han logrado una mejor existencia basada en la colaboración de todos los seres humanos, sin distinción de sexo o raza, sin guerras o dinero, que fue abolida al volver al trueque. Sin hambrunas, porque los replicadores proporcionan todo lo que uno necesita y sin enfermedades, porque la ciencia médica ha hecho increíbles progresos. Así que los únicos enemigos vienen del espacio, y entonces, las razas alienígenas, los planetas desconocidos y las misiones de rescate son los retos a los que se enfrentan el mítico capitán Kirk y su tripulación.

Un poco de historia de esta serie. El primer episodio de Star Trek tuvo al Capitán Pike como capitán, pero el episodio fue considerado poco aventurero y el Capitán Pike muy melancólico, por lo que una segunda versión del episodio piloto fue rodada con el Capitán Kirk que demostró ser digno. Era impulsivo, pero valiente y justo, que no retrocedía ante el peligro y estaba dispuesto a sacrificarse por sus propios ideales y los de la Federación. El capitán Kirk considera a los miembros de su tripulación su familia y a Spock, McCoy y Scott sus mejores amigos.

Spock es el personaje más singular de la serie. Vulcano de nacimiento, pero hijo de un vulcano y un terrícola, y como tal tomó de su padre el perfecto dominio de las emociones, pero de su madre su lado emocional. También se le recuerda por la singular forma de saludar, dividiendo sus dedos en forma de V y el hermoso deseo: «larga vida y prosperidad» y por las orejas puntiagudas, típicas de los vulcanos. En la Enterprise es el oficial científico, una ayuda válida para el capitán, especialmente en tiempos en que la lógica y la racionalidad se vuelven esenciales para el éxito de la misión.

Durante esta serie se emitió por primera vez en la televisión un beso interracial, el que se dio entre el capitán Kirk y la hermosa Uhura, la oficial de comunicaciones. El beso corría el riesgo de ser censurado, pero en cambio era un mensaje de amor e igualdad susurrado en la punta de los labios que hacía hablar mucho de sí mismo, en aquellos años muy diferentes para las relaciones entre razas. Pero Star Trek contenía muchos elementos innovadores y mensajes explosivos, sólo piense que además de Spock, que era incluso de otro planeta, la tripulación incluía a un escocés, un japonés, un ruso y una mujer negra. También fue un precursor de las tecnologías que se han tomado de muchas otras películas y series de televisión como la teletransportación y los viajes en el tiempo. La fuerza de los personajes de Star Trek, en mi opinión, es la humanidad, no son superhéroes, sino gente normal que puede cometer errores, pero se esfuerzan, gente con la que uno se puede identificar, pero de la que podemos sacar ejemplos de honestidad, amistad y fraternidad.


Deja un comentario